OBESIDAD Y DEPRESION, SU RELACIÓN A LA LUZ DEL PSICOANÁLISIS

La obesidad y la depresión son, más que un problema médico, un estilo de relación con el otro

Hay una relación entre obesidad y depresión. Tener sobrepeso aumenta las posibilidades de tener depresión y viceversa. Es una relación poco explorada por la medicina que el psicoanálisis ayuda a esclarecer en razón de la afinidad de ambos síntomas en la estructura del psiquismo humano. Veamos por qué: la obesidad a menudo es indicativa de … Leer más

LA DEPRESION CLÁSICA Y LA CONTEMPORÁNEA: MATICES DESDE EL PSICOANÁLISIS

fotograma de la película Shame para ilustrar articulo sobre formas contemporáneas de la depresión

La depresión se extiende de forma epidémica y también lo hace el uso de psicofármacos para tratar el malestar anímico. El enfoque psicoanalítico del tratamiento de la depresión no excluye el uso puntual de medicamentos cuando se vuelve imprescindible, pero no es el fármaco el que va a sacar a una persona de la depresión. … Leer más

PALABRAS PARA PADRES DE ADOLESCENTES

padres de adolescentes

Las adolescencias de hoy a menudo se vuelven muy complicadas y los padres se encuentran sin recursos para hacer frente a situaciones que los desbordan. El adolescente siempre hace presentes los atolladeros de su época, y la nuestra es particularmente “poco colaboradora” en la socialización de los hijos. Socializar a un ser humano es prepararlo … Leer más

«¡OTRA RONDA!» LA DEPRESIÓN Y EL ALCOHOLISMO, UNA REFLEXIÓN DESDE EL PSICOANÁLISIS

Cartel de la película ¡Otra ronda! que ilustra el artículo de Beatriz García sobre la relación entre la depresión y el alcoholismo

Las personas con depresión son más propensas a abusar del alcohol y otras sustancias, o eso dice la sociedad española de patología dual. La relación entre ambas cuestiones es objeto de controversia: ¿qué fue primero, la depresión o el abuso de alcohol o sustancias? Un cierto sector de la psiquiatría actual piensa que la relación … Leer más

EL PSICOANÁLISIS FRENTE AL TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD

Imagen de un adolescente con trastorno límite de la personalidad

El trastorno borderline o trastorno límite de la personalidad (TLP) es el nombre que las clasificaciones psiquiátricas internacionales le han dado a un conjunto de síntomas caracterizado por un patrón de inestabilidad en las relaciones con otras personas, en la propia imagen y en las emociones, así como un exceso de impulsividad. Con frecuencia el … Leer más

MALESTAR EN EL TRABAJO Y DEPRESIÓN: ¿CÓMO AYUDA EL PSICOANÁLISIS?

el malestar en el trabajo

El sufrimiento en el trabajo es uno de los rostros más habituales del malestar contemporáneo. La exigencia de rentabilidad constante y la falta de límite en lo relativo al trabajo tiene efectos de profundo malestar psíquico. La ansiedad, la fatiga y la depresión son las caras de ese sufrimiento. «Tengo la sensación de que mi … Leer más

¿Por qué se autolesionan los adolescentes? La terapia psicoanalítica puede ayudar a hacerse las buenas preguntas

las autolesiones en adolescentes

Golpear el cuerpo, cortarlo, atiborrarlo de comida o hacerlo pasar hambre, anestesiarlo o sobreexcitarlo con sustancias de todo tipo, adoptar conductas temerarias, aislarse de los otros o bien agredirlos física o psíquicamente, son algunos de los modos con los adolescentes contemporáneos tratan su angustia sin pasar siquiera por la subjetivación de un sufrimiento psíquico. Las … Leer más

Duelo

Los procesos de duelo están en la base de muchas depresiones y pueden ser tratados desde el psicoanálisis

Los seres humanos nos vinculamos unos a otros porque estamos habitados por una falta fundamental. Toda persona a la que amamos ocupa ese vacío, iluminando nuestra imagen narcisística, la idea que tenemos de nosotros mismos. Cuando alguien que amamos muere, se lleva consigo una parte de nosotros y quedamos «ensombrecidos». Algo muy fuerte se resiste … Leer más

LO QUE EL PSICOANÁLISIS es y lo que NO ES

terapia psicoanalítica

Cuando uno elige un tratamiento orientado por el psicoanálisis elige un tratamiento que se sustenta en una ética: la ética del deseo singular, que es un territorio distinto de las normas sociales, los ideales o la moral. El analista a priori no sabe cuál es el bien de su paciente ni pretende adaptarlo a ningún comportamiento que sería supuestamente mejor para él. Únicamente tiene un saber sobre cómo escuchar el deseo singular que alienta en los dichos del paciente. Ese saber el analista lo extrae en parte de sus estudios de psicoanálisis, pero también y muy fundamentalmente, de su propia experiencia analítica. En su propio análisis el analista he hecho la experiencia del inconsciente, de las marcas singulares que a cada uno nos constituyen, la marca del desacuerdo de cada uno con el ideal. Ese desacuerdo no es un defecto sino más bien lo más valioso que se tiene, porque es el motor del deseo. El psicoanálisis se orienta a salir de la queja, elaborando un saber sobre el propio sufrimiento que ayude a encontrar una salida posible para cada cual.

Para decir mejor lo que es un psicoanálisis es interesante decir lo que no es. Un psicoanalista no es un coach que nos aconseja sobre cuál es el mejor camino a seguir. Para eso el analista tendría que saber cuál es el buen camino para todos. El analista no normaliza porque sabe que para cada cual hay algo que obstaculiza esta normalización. Que si el paciente no ha seguido ya los buenos consejos que seguramente le han proporcionado las «almas buenas» que sin duda existen en la vida de cada cual, no es porque es tonto o torpe, sino por otra razón de peso que le impide adecuar su conducta a lo que dictan los discursos comunes. En cada caso, el camino a seguir será distinto en función de la singularidad del paciente. No hay dos análisis iguales y es por esto que cuando dos analizantes que se tratan con un mismo psicoanalista se encuentran y hablan de él puede parecer que hablan de dos personas distintas.

En un tratamiento orientado por el psicoanálisis no se trata de empatizar y comprender. El psicoanalista deja de lado sus propias coordenadas de pensamiento (para lo cual tiene que haberse analizado mucho) y suspende todo juicio, se abstiene completamente de juzgar sobre la vida del paciente. Esto no significa que no se implique en la cura. Lo hace y mucho, por cierto, pero es a partir del saber que se va elaborando junto con el paciente en cada sesión, no a partir de una idea preestablecida de lo que al paciente le conviene.

Un psicoanálisis no es una experiencia intelectual, un «conócete a ti mismo». Uno no se dirige a un desconocido para contarle cosas íntimas si no es porque sufre de algo. El análisis puede además ser una experiencia de cierto desconcierto, porque el analista puede escuchar en las palabras del paciente otra cosa diferente de lo que uno pensaba que decía, lo saca de su zona de confort y de sus rutinas habituales, que son las que lo llevan a sus sufrimientos habituales. 

Leer más

EL PSICOANÁLISIS NO ES UNA PSICOTERAPIA COMO LAS DEMÁS

El ser humano actual se encuentra extraordinariamente perdido y desorientado respecto a sus malestares. Si en la búsqueda de orientación la religión jugó su papel durante siglos, hace tiempo que fue relevada por la ciencia, que si bien ha logrado prodigios maravillosos en muchos campos, en lo tocante a la psique ha resultado en una … Leer más