¿DE DONDE VIENE EL ODIO A LAS MUJERES?

Desde la antigüedad la mujer ha encarnado la idea del mal, tanto en los mitos como en el arte o la literatura. Son incontables las figuras femeninas que producen el más vivo horror en todas las culturas, no solamente la occidental.

Una de las figuras más antiguas es Lilith una diablesa de origen posiblemente asirio-babilónico que tomó después un lugar preponderante en la tradición hebraica como la primera mujer creada por Dios, que fue la mujer de Adán, antes de Eva (1). Dios no la formó a partir de la costilla de Adán, sino de inmundicia y sedimento. La pareja nunca encontró la paz porque Lilith se negaba a someterse y acostarse debajo de Adán, al que trataba como a un igual. Cuando Adán trató de obligarla a obedecer por la fuerza, Lilith se rebeló, abandonó el Edén y se unió al mundo de los demonios. Además de rebelde, se la prefigura como extremadamente malvada y enemiga de los recién nacidos y niños en general, y se la representa como vampírica y devoradora de hombres, verdadera precursora de las mujeres fatales del siglo XIX.

Leer más¿DE DONDE VIENE EL ODIO A LAS MUJERES?